DISCURSO INAUGURAL DEL DIRECTOR GENERAL DEL IIN
LIC. 
ALEJANDRO BONASSO


English

Buenas noches a todos y a todas. En el marco del 75º Aniversario de la creación del Instituto Interamericano del Niño, los recibimos en esta casa,  agradeciéndoles haber acudido a nuestra convocatoria.  

No ha sido fácil el haber logrado seleccionar a tan distinguidos expositores y comentaristas y participantes como vamos a tener en este ciclo.

Creo que esto es de alguna manera, un regalo que se hacen los uruguayos a si mismos y un servicio a la región en el mismo espíritu que tuvieron los fundadores del Instituto Interamericano del Niño que con haber tenido su sede en Uruguay y con el haber conjuntado un grupo selecto de pediatras, técnicos  y profesionales de la región, siempre pensaron más allá de los límites de nuestro país. Sin ir más lejos recordaba aquel acto de la Fundación en el año 1927,  donde hacía uso de la palabra el Ministro de Instrucción Pública, Dr. Enrique Rodríguez Fabregat y él expresaba no poder pasar la oportunidad para más que un discurso concretar “en este decálogo su pensamiento”  y hace lo que le llamó la “Tabla de los Derechos del Niño”, instrumento que es de una enorme actualidad en muchos de los artículos de ese decálogo.  Destaquemos algunos: “Derecho a mantener y desarrollar su propia personalidad (Art. 4º) , derecho a la consideración social (Art. 8º) todo para el niño; a la abolición de la distinción jurídica entre hijo legítimo y natural”. A frases como: “El hijo es solamente hijo; el niño tiene derecho a sus padres”. 

Realmente apelar a estos documentos vuelve a inspirarnos. Se hablaba de la transformación de los Asilos de huérfanos y Reformatorios de menores  donde el sistema de pabellón anula la personalidad, en colonias familiares de educación y trabajo, organizada en pequeños núcleos sociales y confiadas a padre y madre que sumen al afecto de sus hijos el de un pequeño grupo de niños sin hogar. Muchas de esas cosas, setenta años después se han vuelto a reflexionar y desde el INAME, han estado desde hace muchos años, siendo objeto de revisión. 

Es sorprendente encontrar un derecho que no ha sido fácilmente recogido en las compilaciones que se han hecho después; el Derecho a la alegría (Art. 9º), “..Derecho a ser niño para ser hombre, a formar con cuerpo sano y alma limpia, los  obreros de la libertad, los arquitectos de la conciencia del mundo”. 

Realmente me pareció que recordar al Dr. Rodríguez Fabregat en esta oportunidad y en esta apertura, así como a esos pasajes que están en la piedra fundamental de esta casa, pienso que nos vuelve a inspirar y al mismo tiempo en mi calidad de Director General sentir que de alguna manera son Ustedes los que están haciendo que se pueda cumplir la razón de ser de este Instituto, que es el ser un Organismo especializado en materia de infancia de la Organización de Estados Americanos. 

Ser Organismo especializado en el día de hoy no es tema fácil por todo aquello que forma parte de nuestra materia y al mismo tiempo dicen los Estatutos que el Instituto Interamericano del Niño tiene que constituirse en una instancia de diálogo.

 Espero que en el transcurso de los distintos módulos  que componen  este Seminario, tengamos  la oportunidad de que desde todos los ámbitos, desde una perspectiva multidisciplinaria, de gente vinculada al sector público, desde altas responsabilidades, como desde el sector no gubernamental podamos constituir una mesa de diálogo que se va a ir replicando en tiempo real y en Internet.  El Instituto está trabajando mucho a través de su página web, se constata que está siendo visitada por los que trabajan en tema infancia en la región aportándoles un servicio. 

El Comité Ejecutivo del Instituto Interamericano del Niño  por primera vez este año se realizó en forma virtual.  

Hay en la página web un material muy rico y esta instancia técnica entre uruguayos significará un servicio a la región. La intención es que desde otros países puedan seguir las líneas de reflexión y análisis y si surgen conclusiones o recomendaciones que también ellas enriquezcan a la región. 

Sean nuevamente bienvenidos, gracias por estar aquí y espero que vivan la jornada con la misma expectativa que tengo frente a algo tan trascendente como es todo lo que rodea a la familia. 

Muchas gracias.